miércoles, 19 de septiembre de 2012

RAVIOLIS DE MANZANA, RICOTTA Y ALBAHACA, SALSEADOS CON CONFITURA DE FRUTOS ROJOS



En el mes de julio asistí a un Taller de Pasta Rellena en la La Cocina de Babette donde, aparte de aprender a hacer la masa básica y a tratarla con la máquina, pude compartir con Gustavo, el profesor que impartió dicho taller, todos los requisitos, trucos y consejos para hacer un buen relleno, tanto dulce como salado. Fue una auténtica gozada de curso, que me ha dado muchísima seguridad a la hora de mezclar los ingredientes que quiero y conseguir la consistencia adecuada.

Este domingo preparé unos agnolotti con un relleno salado de espárragos y queso. Tengo que reconocer que conté con la gran ayuda de mi hija de 12 años, quien viendo cómo su futura cena contenía una de las innombrables verduras que tan poco le gustan, decidió hacer su propia versión del relleno en formato postre. Así que a la vez que yo me esmeraba en cortar minuciosamente mis espárragos, ella no paraba de trocear albahaca y manzana. Al final se nos hizo tarde, y guardamos en la nevera la mitad de la masa y el relleno que ella había preparado. Evidentemente cenamos los agnelotti de espárragos, cosa que costó algún que otro disgusto.

La sorpresa vino el lunes por la tarde, cuando comencé a editar las fotos de los agnolotti y me encontré con una sesión fotográfica desperdiciada por falta de foco. Creo que es la última vez que intento hacer un enfoque manual. Me rindo. Mi presbicia ha ganado la batalla.

En ese momento oí a mi hija insistir en que ella aún no había hecho su pasta y me dí cuenta de que todavía podía llegar a la fecha de entrega de la receta para el reto de Whole Kitchen, así que os presento unos novedosos RAVIOLI CON MANZANA, RICOTTA Y ALBAHACA, SALSEADOS CON CONFITURA DE FRUTOS ROJOS


INGREDIENTES Y ELABORACIÓN DE LA PASTA:
300 gr. de harina de sémola
3 huevos



Conviene tamizar la harina de sémola formando un volcán pequeño sobre la superficie en la que vayamos a trabajar, y hacer un agujero central donde depositaremos los tres huevos. Romper las yemas con un tenedor y comenzar a mezclar la harina desde los bordes del cono hacia el interior. Terminar con las manos hasta tener una bola de masa elástica. Eliminar todos los restos de bolitas de masa de las manos y de la mesa. Envolver la masa en papel transparente y dejar enfriar en la nevera durante unos 30 minutos. 



INGREDIENTES Y ELABORACIÓN DEL RELLENO:
2 Manzanas Golden
Ricotta
Albahaca
Azúcar
Agua
Limón

Como ya he explicado antes, yo no he tenido nada que ver con este relleno, por lo que no sé exactamente las cantidades, pero si que recojo el testimonio de mi hija. Se pelan dos manzanas en trocitos muy pequeños para que luego no rompan la masa y se ponen al fuego con un chorrito de agua. Cuando ya comienzan a ablandarse se le añade otro chorrito de zumo de limón. Se deja cocer hasta que la manzana esté totalmente blanda, se cuela y se reserva.

Aparte se corta bastante albahaca en juliana fina. Una vez enfriada la manzana, se mezcla con la ricotta y se le va añadiendo poco a poco la albahaca, hasta conseguir la consistencia y sabor deseados. Un buen relleno tiene que estar buenísimo antes de cumplir su cometido final con la pasta. Podéis ver la consistencia en esta foto. Tengo que decir que en mi casa la albahaca es uno de nuestros ingredientes favoritos, por lo que esta mezcla iba bastante cargadita. Para mi gusto: simplemente buenísimo. Mi hija cada día me sorprende más, y estoy muy orgullosa de poderle transmitir mi gusto por la cocina, y que ella misma se atreva a inventar sus propias recetas. El día que superemos su aversión a las verduras va a ser increíble.


INGREDIENTES Y ELABORACIÓN DE LA SALSA:
Se trata de una confitura de fresones, frambuesas, arándanos y grosellas, puestas a cocer lentamente con un pelín de agua y azúcar moreno molido. Los últimos minutos se le añade también un chorrito de limón.

Y ésto es todo. La dulzura de la manzana, suavizada por el queso y aromatizada por la albahaca, contrasta de forma espectacular con la confitura un poco mas ácida de los frutos rojos. De verdad que hacía mucho tiempo que no comía un postre así. Espero que os guste. 






Whole Kitchen, en su propuesta salada para el mes de septiembre nos invita a preparar un clásico italiano "pasta rellena", y yo voy a aportar estos Raviolis, inventados por mi hija.

viernes, 14 de septiembre de 2012

BIZCOCHO DE YOGUR, LIMÓN Y LAVANDA

La mayoría de los blogueros celebran su aniversario con un concurso. Es un motivo estupendo para que varios blogs elaboren una receta creativa siguiendo unas mínimas directrices. En este caso le toca el turno al blog Cocinando con Catman, que en su Concurso 2º Aniversario nos ha pedido que preparemos una RECETA CON FLORES. Las bases son muy abiertas y sencillas: solamente hay que presentar una receta que tenga que ver con las flores (y éstas, no necesariamente tienen que estar entre los ingredientes).


Mi afición por la cocina ha excluido siempre la parte de los dulces. Creo que es ahora cuando me estoy atreviendo a realizar platos que tengan que ver con el apreciado azúcar. La verdad es que la pastelería y la bollería me parecen una ciencia precisa y demasiado complicada para mí. Es un espacio donde no hay lugar para ningún error en la medición de los ingredientes, y yo soy demasiado caótica e improvisadora como para ajustarme a tanta norma. Además, cuando hago recetas como ésta, me paso mirando la "chuleta" cada dos minutos. A pesar de ésto, tengo que reconocer que ahora, al ver lo que hacen todos mis compañeros en sus blogs, tengo demasiada información y también un punto de honor por intentar superar mi miedo a las cucharitas medidoras. Así que he decidido hacer una receta que me llamó mucho la atención cuando la descubrí en el blog Bake your Day. Se trata de un Lemon Lavander Greek Yogurt Pound, pero yo lo he rebautizado como Bizcocho de Yogur, Limón y Lavanda.

Aunque he procurado seguir todas las instrucciones de la receta original al pie de la letra, al final no he podido remediar alguna aportación personal espontánea y fuera de toda medida.

Y como una de mis máximas es el respeto por el trabajo ajeno, sobre todo en estos días en los que asisto incrédula a los robos de texto y fotos en otros blogs, os diré que he dejado una nota en los comentarios de esta receta dentro del blog de Cassie, comunicándole mi intenso esfuerzo por conseguir cambiar la cara de mi hija con este bizcocho.

INGREDIENTES:
1 1/2 cups de  harina
1/4 tsp. de levadura en polvo
1/8 tsp. de bicarbonato
1/4 tsp. de sal
1/2 cup de mantequilla a temperatura ambiente
1 cup de azúcar
1 Yogur griego Danone
3 Huevos
1 tbs. de zumo de limón
1 tbs. de extracto de vainilla
2 gotas de aroma natural de lavanda
Ralladura de cáscara de 2 limones
Semillas secas de lavanda
Azúcar de lavanda

En este caso, como era la primera vez que hacía este tipo de bizcocho (y como ya he comentado antes, no soy muy especialista en dulces), preparé primero cada uno de los ingredientes para ir siguiendo los pasos de la receta americana uno a uno. No voy a traducir el sistema de medición de los ingredientes porque las medidas americanas están estandarizadas y he observado que mucha gente se siente más cómoda con este sistema. 


ELABORACIÓN:
Mezclar en un bol la levadura en polvo, el bicarbonato, la sal y la harina tamizada.

En otro recipiente blanquear la mantequilla con el azúcar. Esta debe estar a temperatura ambiente. Yo utilicé la batidora de mano durante unos 8 minutos. Después hay que añadir los huevos de uno en uno, no vertiendo el siguiente hasta que el primero no se haya incorporado a la crema de mantequilla y azúcar. Poco a poco añadir los ingredientes secos que ya teníamos mezclados y el yogur griego a la crema de mantequilla y azúcar.  

Cuando tengamos la masa bien mezclada, añadir el zumo del limón, el extracto de vainilla, la cáscara de limón rallada y, mi aportación personal, dos gotas de aroma de lavanda, 100% natural, de la marca Sosa. Es increíble el olor a lavanda que le ha dado a la mezcla. 

Por último, añadir unas cuantas flores secas de lavanda y mezclar cuidadosamente. 

Engrasar el molde que vayamos a utilizar con mantequilla y verter la mezcla preparada. Introducir en el horno previamente calentado a 180º. En este caso si que me siento incapaz de dar un tiempo fijo de cocción, sobre todo porque he utilizado un molde que estaba dividido en cuatro partes. Con la mezcla preparada han salido cuatro "casitas". Yo he ido comprobando constantemente con una aguja de punto hasta que ha salido totalmente limpia.

Por último, para presentarlo, he puesto un poco de azúcar de lavanda por encima del tejado. 


Y esto es todo. Espero que te guste Manu.

martes, 11 de septiembre de 2012

POLO HELADO DE DAIKIRI CON CHOCOLATE



Después del parón veraniego ahora toca empezar a retomar las costumbres habituales. Ya llega el día 15 y a mí me encanta participar en los retos que propone Els Fogons de la Bordeta. Para este mes de septiembre, la propuesta de la Receta del 15 es el Chocolate.


En mi caso, voy a presentar una segunda opción de una receta que ya presenté en la propuesta de las Cerezas, en el reto de junio: Piruleta de Helado de Cerezas con Chocolate. He vuelto a utilizar el molde de Silikomart para preparar las espirales de chocolate, pero esta vez he sustituido el helado por un daikiri preparado, tal y como también utilicé en mi receta Daikiri Frío con su Espuma Caliente.

INGREDIENTES DAIKIRI
60 ml. zumo de limón
60 ml. ron blanco
100 ml. de agua mineral
30 gr. de azúcar

ELABORACIÓN
Yo he utilizado ron Havana 3 años. Siempre procuro usar un ron que tenga el color lo más claro posible para que haga el suficiente contraste con el chocolate.

Rellenar las acanaladuras del molde con el chocolate derretido y dejar enfriar. Poner los "palitos" en el molde. Mezclar todos los ingredientes del daikiri con el minipimer y rellenar los moldes. Introducir en el congelador 


Y esto es todo. La verdad es que es una opción estupenda a la copa después de una cena. Lo que si tengo que advertir es que su consumo debe ser inmediato, ya que los polos se deshacen enseguida. Espero que os guste. 


viernes, 7 de septiembre de 2012

HELADO DE PLÁTANO Y LIMÓN Y HELADO DE FRUTOS ROJOS

En un post que publiqué el pasado mes de julio explicaba el recurso que incorporé en mi forma de cocinar cuando mi hija era más pequeña para poderle dar huevo y fruta en forma de helado.

Soy consciente de que, en un mundo en el que cada vez hay mas intolerancias alimenticias y mas aceptación por las dietas vegetarianas, quizás mis recetas no sean del todo "light". La verdad es que tengo un "esparraguito" por hija (pero no me preocupa nada porque yo era igual que ella hasta que paré el crecimiento vertical y comencé con el inesperado crecimiento horizontal. Lo normal y común a todas las mujeres). El "esparraguito" ha elegido estos dos sabores como los mejores de este verano. 



HELADO DE PLÁTANO Y LIMÓN

INGREDIENTES:
3 plátanos
10 ml. de nata líquida
50 gr. de yogur griego
El zumo de 2 limones
200 gr. de nata para montar
100 gr. de azúcar


ELABORACIÓN:
Hacer un puré con el minipimer, o cualquier otro procesador de alimentos, con los tres plátanos, el zumo de dos limones y 10 ml. de nata líquida. Añadir el yogur griego (que puede ser sustituido por otro yogur graso y con consistencia). En un recipiente aparte montar 200 gr. de nata con 100 gr. de azúcar y añadir cuidadosamente a la mezcla anterior. Verter todo sobre una heladera convencional y proceder de la forma habitual.


Y ahora otra segunda opción: os dejo mi receta personalizada del Helado de Frutos Rojos.

HELADO DE FRUTOS ROJOS

INGREDIENTES:
150 gr. de fresones
60 gr. de moras
40 gr. de arándanos
80 gr. de frambuesas
100 gr. de azúcar glass
50 gr. de azúcar normal
300 gr. de leche
150 gr. de nata
El zumo de un limón



ELABORACIÓN:
Batir todos los ingredientes con un minipimer o procesador de alimentos y meterlo en una heladora convencional.



Espero que os guste. La verdad es que el resultado es increíble. 


martes, 4 de septiembre de 2012

CREMA FRÍA DE TOMATE Y ALBAHACA



Yo creo que no puede haber ninguna receta mas simple y fresquita que ésta, y tengo que agradecérsela a Silvia, una de mis mejores amigas desde los 15 años. Me impresionó un día que la probé en su casa y me explicó lo fácil que era. 


Se trata de una crema fría de tomate y albahaca. La verdad es que no es necesario poner ninguna especificación en cuanto a ingredientes, y su elaboración es muy simple. No hay más que pasar por el minipimer, o cualquier otro procesador de alimentos, unos cuantos tomates pelados, hojas de albahaca fresca sin tallos, aceite de oliva virgen, un chorrito de vinagre y sal. Por último, colarlo en el pasapurés para que quede muy suave y sin ningún grumo. Al servirlo, a mí me gusta ponerle un chorrito extra de aceite de oliva virgen por encima. 


Y ya está. Está mezcla tan simple ha llegado a gustarme más que el propio gazpacho. Como es bastante líquida, en verano suelo tener siempre una botella llena en la nevera para poder poner un vasito antes de las comidas. Espero que a vosotros también os guste.

lunes, 3 de septiembre de 2012

HELADO DE BREVAS


En esta casa, la temporada de helados este año empezó en marzo. En ese momento decidí hacerle un hueco permanente en el congelador a la cuba de la heladera. De esta forma he podido hacer helados de todo tipo sin tener que esperar a que se enfriara el bendito aparato.

También he cambiado el hábito de llevar la típica botella de vino por un molde lleno de helado casero cuando la cena es en casa de otros amigos. La verdad es que esta iniciativa ha tenido bastante éxito, sobre todo cuando el contenido era de un sabor diferente a los que se encuentran habitualmente en las heladerías.

La idea de este helado surgió cuando estando en la frutería apareció una de las primeras bandejas de brevas de esta temporada. No pude resistirlo. Ha sido la primera vez que lo he preparado, pero tengo que decir que es uno de esos sabores que ha sido probado en una cena con invitados, y el resultado fue muy bueno.


INGREDIENTES:
400 gr. de brevas
125 gr. de azúcar
150 gr. de nata
2 yemas de huevo
el zumo de un limón
200 ml de leche

PREPARACIÓN:
Quitarle el rabito a las brevas y mezclarlas en un recipiente con la leche. Batirlo todo con el minipimer o con cualquier otro procesador de cocina. Añadir el limón y el azúcar. Seguir batiendo. Por último, añadir la nata y las yemas de huevo y terminar de batir. En mi caso, al poner las brevas enteras y sin pelar, me quedaron algunos trozos de un tamaño medio sin deshacer, a modo de tropezones. Llenar la heladora y mantecar como de costumbre. 


Y esto es todo. Según todos los que lo han probado, lo mejor es masticar los tropezones de breva. Espero que os guste.

sábado, 1 de septiembre de 2012

GALETTE DE HIGOS, QUESO GORGONZOLA Y MERMELADA DE CEBOLLA Y CHALOTAS AL ROMERO

El primer post gastronómico con el que rompo mi silencio veraniego quiero dedicárselo a Nani, del blog La Cuina Violeta, quien cumplió en agosto su primer año de vida en la red y para celebrarlo, organizó una convocatoria de recetas de mermelada.

Nani, ya sé que prometí intentar hacerte llegar alguna de mis sugerencias antes del día señalado, pero finalmente fui yo misma la que me impuse el parón, tanto del blog como de facebook y twitter: "desconexión total durante un mes". Aún así, aquí está tu mermelada, tal y como la preparé a primeros de agosto.

La verdad es que este verano he cogido carrerilla con el tema de las galettes. Confieso que es un recurso excelente y fácil para salir del paso en caso de emergencia porque te permite utilizar láminas de hojaldre industrial ya preparado. Solamente hay que colocar los ingredientes elegidos y hornear unos minutos. En unos días publicaré otra receta de galette de frutos rojos, también con lámina de hojaldre, pero prometo empezar a hacer la versión original con masa quebrada casera en cuanto vuelva a coger el ritmo habitual. La verdad es que la diferencia es notable.

De momento, esta opción me ha resuelto el verano. Creo que en total habré preparado unas ocho galettes durante todo el mes (dulces, saladas y mixtas). Esta vez os presento una versión salada con toques dulces.

INGREDIENTES:
1 lámina de hojaldre preparado rectangular
1 bote de requesón o ricotta
Queso gorgonzola
Mermelada de cebolla y chalotas
Higos frescos
Pimienta
Sal

PREPARACIÓN DE LA GALETTE:
Abrir la lámina rectangular de hojaldre preparado manteniendo el papel inferior. Extender una fina capa de ricotta o requesón sobre la superficie del hojaldre, manteniendo libres todos los bordes perimetrales de la lámina (unos 3 ó 4 cm.) Poner trocitos pequeños de queso gorgonzola y cucharaditas de la mermelada de cebollas y chalotas preparada. Añadir un poco de sal y pimienta. Doblar los cuatro bordes hacia el interior, plegando cada lado sobre el siguiente, de forma que el relleno quede en el interior. Introducir la galette en el horno precalentado a 180º. No doy tiempos de horneado porque creo que es mejor ir viendo cuando está hecho todo el hojaldre y el queso y los higos totalmente asados.


INGREDIENTES MERMELADA DE CEBOLLA Y CHALOTA AL ROMERO:
190 gr. de chalotas
330 gr. de cebollas
20 gr. de mantequilla
2 cucharadas de vinagre de miel
1 cucharada de vinagre de manzana
2 cucharadas de azúcar moreno molido
unas gotas de crema de balsámico
romero en rama

ELABORACIÓN DE LA MERMELADA:
En una sartén se pone a derretir la mantequilla y se echan las cebollas y chalotas picadas en trozos muy pequeños, junto con una rama de romero fresco. Mover constantemente. Cuando la cebolla y la chalota comiencen a estar blandas y de color dorado, se retiran las ramitas de romero, se echan las dos cucharadas de azúcar moreno molido y se rehoga todo bien. Después se añaden las dos cucharadas de vinagre de miel (que puede ser sustituido por cualquier otro vinagre) y una cucharada de vinagre de manzana. Se mezcla todo bien y se mantiene a fuego lento hasta que todo queda reducido. Conviene ir probando para ver si necesita mas vinagre, azúcar o cualquier otro de los ingredientes. Cuando creamos que tiene el punto adecuado, pasar por el minipimer.

Notas:
Como era la primera vez que hacía una mermelada de este tipo y la mezcla de los ingredientes era también un reto personal, fui probando constantemente la mezcla durante toda su elaboración. Quité el romero del rehogado muy al principio porque era muy fresco y no quería que diera excesivo sabor. También es conveniente ir corrigiendo el punto de azúcar, vinagre y sal durante todo el proceso. 

Y eso es todo Nani. Espero que te guste. Aunque con retraso, aquí está tu regalo de CUMPLEBLOG. 
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...