lunes, 29 de octubre de 2012

CARNE AL CANUTO EN DOS VERSIONES: EN SALSA DE COCA COLA y RELLENOS DE FUNGHI PORCINI, OREJONES Y TOCINO IBÉRICO






Esta vez traigo dos recetas en una. La verdad es que salieron de forma espontánea al ponerme a imaginar cómo podría resolver la propuesta de Carmen, del blog Recetas de Tía Alia, quien ha decidido realizar un reto mensual abierto, con unas bases muy interesantes. Si alguien está interesado en participar, podéis consultar dichas bases aquí. Os animo a participar, porque tiene muy buena pinta.

Como hay dos propuestas, una dulce y una salada, es fácil adivinar por cual me he decantado. Esta es la receta de la Tia Alia: "Carne al Canuto". Aparte del título, casi me parto de risa cuando veo que la carne "se macetea". Al principio no sabía que podría querer decir, hasta que visualice a alguien dándole golpes con una maceta a un trozo de carne. He mirado en el Diccionario de la Real Academia Española y no está registrado, pero si aparece en otro diccionario como verbo transitivo que significa "golpear una estaca con una maceta para clavarla". Según San Google, es un término muy utilizado en Argentina y Colombia. La cuestión es que yo ya tenía la idea de carne golpeada. En casa tengo una magnífica ESPALMADERA, con la que hago determinados carpaccios de pescado, así que decidí utilizarla para espalmar y "macetear" la carne. Me temo que todo se reduce a una cuestión de mismo significado para dos palabras diferentes, dependiendo de ubicaciones geográficas.

ROLLITOS DE CARNE RELLENA EN SALSA DE COCA COLA



INGREDIENTES:
Filetes de ternera finitos (pj. tapa)

Aceitunas rellenas de anchoa
Alcaparras
Jamón serrano en taquitos
Huevos de codorniz
1 cebolla
3 chalotas
Hojas de salvia
1 Coca Cola
Aceite de oliva virgen
Harina
Sal


ELABORACIÓN:
A pesar de haberle pedido al carnicero que me cortara los filetes bastante finitos, los puse con papel de horno por ambas caras y los terminé de estirar y de dar forma con la espalmadera (si, como bien me temía, a base de golpes). El relleno es más o menos el mismo que yo utilizo cuando hago una aleta de ternera rellena, solo que en vez de huevos de gallina, por el tamaño de los filetes, en esta ocasión he utilizado huevos de codorniz.

Cocer los huevos, pelar y reservar. Picar las alcaparras y las aceitunas en trozos muy pequeños. Yo he utilizado el picador del minipimer. El jamón serrano venía ya cortado en trocitos en una bolsa al vacío. Disponer la carne estirada y colocar una fila de aceitunas, otra de alcaparras, dos huevos de codorniz y unos trocitos de jamón serrano. Enrollar y colocar un palillo cortado a la mitad en cada extremo del rollito, formando una "X" para evitar que se salga el relleno. En mi caso, yo no he puesto sal porque llevan relleno de jamón serrano. Enharinar los rollitos y dorarlos levemente en la sartén con aceite de oliva virgen para sellar la carne. 


En una cazuela aparte se pochan en aceite la cebolla y las chalotas, también en trocitos muy pequeños. Cuando ya están blandas, se ponen los rollitos ya dorados, a los que se les añade una hoja de salvia sujetada con una punta de palillo. No he querido poner la salvia en el relleno para que fuera la cocción la que le diera el sabor definitivo y se impregnara con la salsa. Se agrega una coca-cola hasta dejar un nivel a la altura de la mitad de la carne. Se deja cocer un ratito sin tapar para que también la coca-cola se evapore y condense más con la salsa. Y ya está. Riquísimo.




Y ahora a por la segunda receta.

ROLLITOS DE CARNE RELLENOS DE FUNGI PORCINI, OREJONES, CHALOTAS Y TOCINO IBÉRICO
INGREDIENTES:
Unas chalotas
Orejones de albaricoque
Funghi porcini
Tocino ibérico
Panko
Aceite de oliva
Nata
Pimienta
Sal

ELABORACIÓN:
Hidratar las setas en agua caliente una hora antes de comenzar la receta. Cortar las chalotas en trocitos y dorar en aceite de oliva. Escurrir las setas y sofreir con las chalotas doradas en el aceite (dejar la mitad de la cantidad obtenida reservada para hacer la salsa). Después de tener "espalmada" la carne, se extienden los filetes y se le añade un poco de sal y pimienta. Se coloca una tira de los fungui porcini rehogados con las chalotas, otra de los orejones de albaricoques cortados en trocitos y una tira muy finita de tocino ibérico. 

Al igual que en el caso anterior, se cierran por las esquinas con un palillo cortado a la mitad, formando una "X", se pasan por harina, luego por huevo y por último por panko (el pan rallado japonés que se utiliza para empanar). Se fríen en aceite de oliva virgen a fuego medio, se dejan desgrasar en un plato con papel de cocina.

En una sartén recuperamos la mezcla reservada de funghi porcini rehogados en chalotas. Se vuelve a calentar y se echa nata espesa, sal y pimienta negra recién molida. Se deja espesar y se retira.

Los rollitos se sirven calientes, con la salsa de fungui porcini.



Espero que os gusten.

De verdad que os animo a que participéis en los próximos retos.

domingo, 28 de octubre de 2012

TARTA DE MERENGUE AL BAÑO MARÍA CON FRUTOS ROJOS - Primer aniversario




Hoy quiero compartir con todos vosotros el primer aniversario de este blog. Aunque el primer post vio la luz en septiembre, no fué hasta el 26 de octubre del año pasado cuando publiqué mi primera entrada como tal. Y, como no, era una receta. Mi intención era haber compartido con vosotros esta tarta el pasado viernes, pero mi semana no ha sido nada fácil, así que más vale tarde que nunca. 

Que nadie espere la petición de una receta en particular ni la organización de ningún sorteo de aniversario. No creo que tenga mucho poder de convocatoria, así que es mejor no poner esas cosas a prueba. 

Comencé con esta iniciativa por pura necesidad personal y emocional, y sin tener mucha idea de donde me metía. Como ya muchos sabéis, soy restauradora de bienes culturales, especializada en pintura, aunque, por obvios motivos, en este momento paso mis horas laborales sentada en una oficina (cosa que, dada la actual situación, agradezco muchísimo). 

Tampoco pone Cósima en mi partida de nacimiento (si leéis el apartado SOBRE MÍ, podréis saber el por qué de esa apropiación), pero por más que digo mi verdadero nombre cuando coincido con alguno de vosotros, siempre termináis llamándome Cósima porque es más fácil. No pasa nada. A mí también me pasa al revés. Es lo que tienen los "seudónimos". 

La experiencia de este blog me ha permitido conectar con esa parte artística y creativa que llevo dentro. Juro que mi objetivo inicial no era dedicarle tanto tiempo y espacio a las recetas, pero poco a poco, y gracias a todos los blogs gastronómicos que hay en la red, he ido centrándome en la parte culinaria y en la fotografía.  Sobre todo en la fotografía, que me permite sacar muchas cosas que llevo dentro. 

Quiero agradecer a toda la gente estupenda que me ha hecho disfrutar de esta andadura durante los últimos 12 meses. A las personas que me han apoyado en todas mis locas recetas con sus comentarios, y también a las que me han ayudado a prepararlas y a montar mi mini estudio portátil de fotografía. 

También quiero enviar un saludo muy cariñoso a todas aquellas personas con las que he llegado a conectar de forma más personal. Es estupendo poder intercambiar impresiones con gente con la que compartes tantas cosas.

Hoy, después de algunos años, he vuelto a coger las brochas y pinceles. Como siempre, sigo dejándome llevar por el momento y no me preocupo de protegerme adecuadamente. La consecuencia: he terminado con las manos llenas de manchas de pintura. Mañana iré a trabajar a mi linda oficina con las manos negras, pero me siento estupendamente por haber dado el primer paso para conectarme con esa parte tan importante para mí. Sé que me quedan unos meses muy duros, pero me miro las manos y ya no me parece algo tan lejano. Creo que todo ésto se lo debo a este blog, por permitirme sacar toda esa parte creativa.

Y ahora si, después de todo este rollo, os dejo con esta receta. Preparé esta tarta en julio, para el cumpleaños de mi madre. Me sorprendió lo bueno que queda el merengue al baño María.

INGREDIENTES MERENGUE:
6 claras de huevo
350 gr. azúcar
Unas gotas de esencia de vainilla
Un pelín de sal

INGREDIENTES CARAMELO:
Azúcar
Unas gotitas de agua
Unas gotitas de limón

INGREDIENTES SALSA DE FRUTOS ROJOS:
Fresones, Arándanos, Grosellas y Frambuesas
Un poquito de agua
Azúcar


ELABORACIÓN:
Preparar un caramelo calentando a poca temperatura el azúcar con un pelín de agua y unas gotitas de limón, sin parar de mover. Como siempre digo, yo suelo probar las mezclas para ver si le pongo un poco más de limón o menos. Una vez hecho, verter sobre el molde en el que vayamos a montar el merengue y darle vueltas de forma continuada para que todas las paredes queden cubiertas con una fina capa de caramelo. Hay que hacer la suficiente cantidad para poder cubrir el fondo del molde.

Preparar el merengue batiendo las claras a punto de nieve y añadiendo muy despacito el azúcar a mitad del proceso, hasta conseguir que esté bien firme. A mitad de proceso poner un pelín de sal y unas gotitas de esencia de vainilla. Yo lo he hecho con la Kitchen Aid, a alta velocidad y con azúcar glass (he molido previamente la cantidad de azúcar que necesitaba el merengue antes de ponerlo en el procesador). Para hacer el merengue con una batidora normal hay que tener en cuenta que hay que estar batiendo durante bastante tiempo.

Llenar el molde con el merengue, aplastándolo bien con una espátula para evitar burbujas de aire, y alisando la capa final para que quede toda al mismo nivel. Para cocerlo al baño María, llenar a la mitad con agua la bandeja más profunda de horno que tengamos y, una vez pre calentado el horno a temperatura suave de unos 180º, colocar el molde encima sobre la superficie del agua. Yo lo he tenido en el horno (con temperatura arriba y abajo) un poquito más de una hora pero, como siempre, creo que lo mejor es la prueba de la aguja de punto.

Cuando esté bien cuajado, retirar y dejar reposar  y enfriar un poquito antes de desmoldar. Una vez frío, introducir el molde unos segundos en un recipiente lleno de agua caliente para ayudar al caramelo a separarse del todo junto con el merengue.

Preparar una salsa de frutos rojos poniendo fresones partidos a la mitad, las frambuesas enteras y los arándanos, junto con un poco de agua y suficiente azúcar. Dejar cocer a fuego suave e ir probando por si tenemos que añadir más azúcar, o más agua si no lo queremos muy denso. 

Colocar el merengue en una fuente para servir, rodear todo el perímetro exterior con la salsa de frutos rojos y poner las grosellas en el centro. Como es un plato bastante dulce, las grosellas le dan un puntito ácido estupendo. 

Es una pena que no haya hecho una foto del corte. Realmente precioso. Nunca pensé que el merengue al baño María quedara así. Espero que os guste. 


jueves, 25 de octubre de 2012

QUEDADA DE BLOGGERS EN MADRID

Photobucket
Exactamente. Eso es lo que se está fraguando. Y la artífice de todo este evento es Carmen, del blog Recetas de Tía Alia, quien se está encargando de toda la organización. La fecha: el próximo 24 de noviembre.

Para mí será la primera vez que asisto a una reunión de este tipo, pero ya he coincidido en una cena con Carmen y con otras tres bloggers (Yolanda, Nieves y Elena), y la verdad es que estoy segura que lo pasaremos muy bien. 

Estos son los datos prácticos:

Fecha: 24 de noviembre de 2012
Hora: de 13:00 a 18:00 horas
LugarCocinante (calle Leonor de la Vega nº 3, 28005 Madrid)

Para apuntarte a la quedada, pincha aquí y sigue estos pasos:

1. Introduce tu nombre y el de tu blog.
2. Indica a qué hora aproximada llegarás.
3. Deja un comentario (en la parte inferior) si vas a venir acompañad@ - IMPORTANTE
4. Pincha en guardar para que tus datos queden registrados.

Si te apuntas y luego no puedes venir, no pasa nada.

Cocinante está reservado para nuestro uso exclusivo y a un precio cerrado por cabeza (12 euros) que se nos mantendrá al margen del número de bloggers que asistamos.

La comida y la bebida la llevamos los asistentes por lo que queda garantizado que comeremos como reyes y/o reinas :)

El menú lo concretaremos más adelante cuando se vaya cerrando la lista de asistentes.  Si quieres ver qué comida más deliciosa compartimos en la anterior quedada, pincha aquí y disfruta del paseo.

Para añadir un poco de emoción al día, aunque el buen rato está garantizado, cada asistente se marchará a casa con un "regalo gastronómico".  Los regalos los prepararemos nosotros, cada uno traerá algo hecho en casa: unas galletas, una mermelada, un licor, etc.  Un amigo invisible en escala mini y caserito.  Siempre que os parezca bien...of course!
Si os apetece, lleváos el logo de arriba a vuestros blogs y enlazadlo a esta entrada...¡así damos mayor difusión a la quedada!

Cualquier duda que os surja, no dudéis en escribir a: recetasdetiaalia@gmail.com


lunes, 22 de octubre de 2012

PENCAS DE ACELGAS RELLENAS DE JAMÓN SERRANO


Este si que es uno de mis platos favoritos. La primera vez que lo probé fue hace unos 10 años, pasando el verano en Castrourdiales. Aproveché una mañana para ir a la biblioteca a buscar documentación sobre la ubicación de una casa solariega de la zona en la que estaba interesada. Cuando llegó la hora de comer me acerqué a la playa y les dije a todos que cambiábamos los planes de la comida. Nos fuimos a Guriezo, el pueblo donde había localizado la casona. 

Cuando llegamos ya era un poco tarde y lo primero que buscamos fue un sito para comer. Tuvimos que llegar hasta el pueblo vecino, llamado El Puente, donde había un restaurante con el mismo nombre. Podrían ser las 3,30 y preguntamos con miedo si nos podrían dar algo de comer a pesar de la hora. La respuesta fue contundente: "De aquí todavía no ha salido nadie sin comer". ¡Y qué verdad! Porque eso fue lo que hicimos. Comer, pero hasta reventar. Una barbaridad, pero todo buenísimo.


Esta era una de las opciones del menú del día y yo me quedé fascinada. Nunca antes había probado un plato de esos que llamas "redondos" en todos los sentidos. Además era una receta asequible por ingredientes y por dificultad. En resumen: perfecta. 

De los 14 días que estuvimos en Castro regresamos a comer allí un total de 4 veces. Bien, pues todas esas veces siempre volví a pedir las pencas. Desde entonces es un plato que suelo hacer bastante. 

INGREDIENTES PARA LAS PENCAS:
Un bote de pencas GVTARRA
Jamón serrano en lonchas
Huevo
Aceite

INGREDIENTES PARA LA CREMA:
Espinacas congeladas
Harina
Aceite
Sal
Pimienta negra recién molida
Nuez moscada

ELABORACIÓN:
Prefiero no poner cantidades ya que, dependiendo del número de comensales, es una receta fácil de calcular. En mi opinión, con dos pencas completas por persona es suficiente. 

Obviamente hay muchas formas de hacer esta receta, todo depende de si utilizamos la verdura fresca o si vamos por la vía rápida para que pueda ser una receta cotidiana. Yo la he hecho de ambas formas, y casi prefiero la segunda opción porque no me da tanta pereza y puede ser un plato habitual. La versión original de El Puente tenía la crema hecha a base de hojas de acelgas, pero yo también prefiero hacerla con espinacas. Me gusta más el sabor.

Lo primero es hacer la crema. Nada tan simple como preparar una bechamel clarita a la que se le añade un paquete de espinacas congeladas cocidas y escurridas, pasándolo bien por el minipimer o por el procesador de alimentos. 

Escurrimos las pencas y juntamos dos trozos de tamaño parecido, poniendo en medio una o dos lonchas de jamón serrano. Yo lo sujeto con dos palillos en vertical por los extremos. No le pongo sal a las pencas porque van con el jamón y podemos pasarnos. Se pasa por huevo batido y se fríe a fuego medio.

Para presentarlo, se pone un fondo de la crema de espinacas caliente y se colocan encima las pencas rellenas. ¡Mejor que bueno! Espero que os guste.


miércoles, 17 de octubre de 2012

GALLETAS DE QUESO CHEEDAR CON ORÉGANO



Uno de los blogs con el que siempre suelo colaborar en sus retos mensuales es el de Memorias de una Cuinera. Para este mes de octubre nos han propuesto una receta de GALLETAS. 

Como no podía ser de otra forma, lo primero que se me ocurrió no fue precisamente una receta dulce, sino todo lo contrario. Me apetecía preparar unas galletas de queso y empecé a buscar los ingredientes que mejor podrían ir para la receta. Entonces recordé mi época de estudiante en Irlanda, donde nunca pude acostumbrarme a las tempranas cenas de las 6 de la tarde. Cuando llegaban las 10 de la noche mi estómago gritaba con rotundidad. Tomé la costumbre de hacerme un par de tostadas con queso cheddar irlandés derretido por encima. ¡Buenísimo! En comparación con el menú diario de la cena, consistentes en patatas y varios acompañamientos variables, aquello era un auténtico manjar. 

De vez en cuando sigo haciendo las tostadas de cheddar, y me encanta ponerles un poco de guindilla fresca cortada en trocitos muy pequeños. También suelo espolvorear por encima un poco de orégano seco. Claro que el orégano que siempre tengo en casa no se parece en nada al que se compra en esos botecitos comerciales. Yo misma lo seco y desgrano todos los veranos, y solamente abrir el bote ya te inunda un olor fresco y penetrante. Todos los platos en los que utilizo ese orégano tienen siempre un sabor especial.

Por ello, estas galletas son un recuerdo a mi estancia en Dublín, y a mis maravillosas tostadas de queso.

INGREDIENTES:
280 gr. de queso cheddar
200 gr. de harina
175 gr. de mantequilla
Cayena en polvo
Orégano seco
Pimienta negra recién molida
Sal

ELABORACIÓN:
Mezclar en un recipiente la harina con el queso cheddar rallado. Añadir la cayena en polvo (a gusto de cada uno), el orégano, la sal y la pimienta negra recién rallada. 

Mezclar todo bien y añadir la mantequilla, a temperatura ambiente, en pequeños trocitos. Amasar todo bien hasta conseguir una bola de masa compacta. Extender con rodillo sobre una superficie enharinada y cortar con cortapastas. En mi caso, elegí esta graciosa carita "happy face" que siempre resulta un éxito ante la audiencia infantil.

Meter al horno calentado previamente a 180º y estar muy pendiente porque se hacen enseguida. Yo utilicé calor arriba y abajo, sin aire. Espero que os guste.




lunes, 15 de octubre de 2012

THE SCHOOL - Taller de Fotografía


Este fin de semana he terminado mi curso de fotografía en The School, un taller organizado por Luisa Morón, dedicado a la fotografía culinaria y al "still life". 

Solo puedo decir que la experiencia ha sido increíble, y ha superado mis expectativas desde el primer día. Si soy honesta, tengo que reseñar dos cosas muy positivas, que han hecho de esta experiencia algo muy especial:

Mi primera sorpresa ha sido la dedicación de Luisa con todos y cada uno de los participantes en el taller. Nos hemos reunido 27 personas planteando preguntas específicas todos los días cual verdaderos adictos, y no creo que ninguno de nosotros se haya quedado sin una respuesta. Algo impresionante. A mí me ha ayudado a resolver muchos problemas técnicos y a lanzarme al mundo del RAW y del disparo en Manual. Ahora ya soy incapaz de colocar la máquina en jpg, lo cual me provoca algún que otro problema con la capacidad de memoria de mi cámara. 

Otra de las cosas que saco en positivo de esta experiencia es que Luisa te ayuda a intentar adentrarte en tu propio estilo y a desarrollarlo, a sacar tu creatividad para mejorar tu fotografía. Con ella no tienes por qué ceñirte a una línea fotográfica determinada, y capta, valora y anima a cada uno de los alumnos a seguir sus propios gustos. Yo creo que cada uno de nosotros sabe perfectamente qué es lo que quiere conseguir. El problema llega cuando no sabemos solventar los inconvenientes técnicos. Pero en este caso, ahí estaba Luisa para ayudar a solucionar todas esas dudas.

También quiero dar las gracias a mis 26 compañeros de curso. Ha sido un placer compartir con vosotros este último mes de prisas, dudas, consejos, y ayuda. Sé que seguiremos en contacto en el grupo que hemos creado.  

Y para Luisa, ya sabes que todos esperamos que nos vuelvas a convocar en otro taller. No nos conformamos con esta ruptura tan drástica. Y de forma muy personal, volver a repetir mis inmensas gracias por un curso tan estupendo y por toda tu ayuda.

Os dejo alguna de mis fotos en este curso, que pertenecen a los trabajos semanales y a los juegos "extraescolares" que nos proponía Luisa como un aliciente más, y que han sido muy divertidos.










miércoles, 10 de octubre de 2012

PURÉ DE CALABAZA ASADA CON CHALOTAS Y SALVIA, ADORNADA CON CREMA AGRIA DE MOSTAZA, POLVO DE BACON Y PIÑONES TOSTADOS


No suelo ser una persona muy apegada a los purés y cremas de verduras. Seguramente son reminiscencias de los días de comedor escolar, donde casi siempre había puré que, a pesar de cambiar de nombre y enunciado constantemente, para mí siempre guardaba un sospechoso parecido con el puré del día anterior en cuanto al aspecto y sabor. 

Esta vez, la propuesta de La Receta del 15, el reto organizado todos los meses por Els Fogons de la Bordeta y Xocolata Desfeta, tiene un ingrediente perfecto para hacer una buen puré: LA CALABAZA. Así que he decidido obviar todos mis malos recuerdos y probar una crema diferente y original. Espero que os guste. 

INGREDIENTES:
Calabaza
Chalotas
Aceite de oliva virgen
Sal
Pimienta

Hojas de salvia fresca
Leche
Creme Fraiché
Mostaza ahumada
Bacon en tiritas
Piñones
Mantequilla

ELABORACIÓN:
Poner papel antiadherente en una fuente para el horno. Yo siempre suelo forrar las bandejas plegando el papel hacia el interior, formando una especie de borde en ángulo recto, de forma que los líquidos que suelte la preparación se queden dentro.
Pelar la calabaza, quitarle las pipas y colocar en la bandeja del horno forrada. Pelar las chalotas y poner también en la fuente junto con algunas hojas de salvia fresca. Echar un chorrito de aceite de oliva virgen por encima, sal y pimienta recién molida. Meter al horno con calor arriba y abajo (no poner la ventilación), a unos 180", y se va observando hasta que veamos que todo se ha asado convenientemente. 

Retirar la calabaza y las chalotas asadas, colocar en un procesador de cocina o minipimer y batir hasta obtener una crema densa. Como dan mucho sabor, yo retiré las hojas de salvia que habían estado en el horno, pero imagino que dependerá mucho de los gustos de cada uno. Al estar asados los ingredientes junto con la salvia, el espeso puré resultante ya tiene un estupendo y original sabor.

Una de las razones por las que he elegido hacer un puré con la calabaza es que quería probar cómo quedaría asada en vez de cocida. Y la verdad es que me he quedado impresionada. El sabor es totalmente distinto. Más entero. 

Como el puré queda muy denso (no lleva agua en su proceso), conviene aligerarlo bastante. Yo he utilizado leche, pero igualmente se podría usar nata, yogurt, etc. No pongo cantidades porque he ido improvisando la receta y cuando hago algo nuevo no suelo fijarme en medidas, pero sí puedo decir que he utilizado bastante leche. También repito que será cuestión de gustos, y de ir viendo la densidad que se quiera dejar. 

Encima del puré ponemos una mezcla de creme fraiche (crema densa de nata) mezclada con una cucharadita de mostaza. He utilizado mostaza antigua ahumada, pero creo que perfectamente puede ir bien con otro tipo de mostazas.

Tostar los piñones en una sarten con una cucharadita de mantequilla, sin parar de mover. Poner el bacon en otra sarten con una gotita de aceite, y freírlo hasta que pierda toda la grasa y se quede crujiente. Sacar a un plato con un papel absorbente y, cuando ya esté frío y sin grasa, meter en el accesorio picador de la minipimer o de cualquier otro procesador, y picar hasta conseguir el polvo de bacon. 

MONTAJE:
Para conseguir el efecto decorativo, colocar una cucharadita de la crema de nata con mostaza en el centro del recipiente donde hayamos puesto el puré de calabaza y chalotas caliente. Con la punta de un cuchillo afilado o bien con dos palillos juntos, se hacen medias esferas hacia el mismo lado hasta completar el círculo. 

El contraste de sabores y del frío y caliente de ambas cremas es estupendo.

Para terminar, echar por encima unos cuantos piñones tostados y una cucharadita de polvo de bacon frito. Y esto es todo.

Mi opinión
Lo primero que se nota es la textura de la calabaza con la chalota, con un sabor un poco dulce, pero enseguida llega el toque original de la salvia. Si lo mezclas con la crema espesa, que tiene un pelín de mostaza ahumada, el contraste es increíble. 

Tengo que decir que me ha encantado el descubrimiento. Me temo que voy a seguir investigando en futuros purés y cremas de verduras asadas y aromatizadas. 


Related Posts Plugin for 

WordPress, Blogger...